Hygge en casa

Hygge en casa

6 pasos para aplicar Hygge en tu hogar

Hygge se puede aplicar a muchos ámbitos de la vida cotidiana. Sin embargo, si hay algún lugar donde es importante es tu casa, donde pasas una gran parte del tiempo.

Debes sentirte a gusto en tu hogar. En un ambiente relajado donde puedas descasar después de una larga jornada de trabajo, disfrutar cocinando, leyendo, escuchando música o viendo la tele. Tu casa es tu templo. Y debes cuidarla. Solo así podrás encontrar la comodidad y el bienestar suficiente para crear momentos Hygge, es decir, pequeños momentos de felicidad.

Pero, ¿cómo lo puedes aplicar en tu casa? Vamos a repasar una serie de reglas básicas para que conviertas tu casa en un lugar más confortable.

1 Crea un ambiente de confort

Una de las mejores maneras para crear un ecosistema Hygge es priorizando el confort. Piensa en tu casa. ¿Tienes algún lugar en el que te gusta pasar tiempo leyendo, escuchando música o simplemente relajándote? Ahora piensa si puedes hacer ese espacio más confortable. Seguro que en esta web encuentras ideas.

Si creas un espacio de bienestar disfrutarás más y mejor del tiempo tanto contigo mismo como con las personas con las que convivas y cuando tengas invitados en casa. Incorpora mantas calentitas y cojines a tu sofa y rincón favorito.

Ilumina tu hogar con luz natural de día y luz tenue de noche. Pon tu música favorita de fondo.

2 Concéntrate en los tonos neutros

¿Tienes alguna pared de tu casa pintada de rosa fucsia, azul eléctrico o verde chillón? Pues ya puedes ir pensando en un buen pintor o en comprar algunas brochas y un bote de pintura.

Céntrate en los tonos de baja intensidad como el beige, grises, azules claros o colores tostados. Así reestablerás la calma y aumentarás el nivel de confort creando espacios acogedores.

Los ambientes de colores neutros tienes muchas ventajas y no tienen porqué ser aburridas. Con una buena combinación de colores, tanto de las paredes como de los objetos decorativos, puedes conseguir un acogedor ambiente Hygge.

Si trabajas desde casa también te puede ayudar a ser más productivo.

En los países nórdicos es muy difícil encontrar alguna casa con colores fuertes. Las casas que usan colores neutros no tienen porqué ser aburridas. Funcionan bien con los demás colores y son ideales para decoraciones minimalistas.

3 Haz que tu casa sea cálida y acogedora

Acurrúcate bajo tu manta favorita, enciende velas. Si tienes la suerte de tener chimenea, enciéndela. Escucha cómo se quema la leña. Ponte cómodo en casa.

Piensa en una tarde lluviosa de invierno. Llegas a casa después de trabajar. Después de una ducha caliente te pones tu pijama favorito y los calcetines de lana que te mantienen los pies calentitos. Es momento de relajarte en tu rincón favorito. ¡Qué gusto!

Es importante mantener una temperatura adecuada. Mantén la casa bien ventilada en los meses cálidos y utiliza mantas y ropa de estar en casa cómoda y abrigada.

Las casas nórdicas son minimalistas pero cálidas. No se trata de decorarla al tun-tun ni llenarlas de muebles prescindibles. Recuerda que menos es más y sobre todo, utiliza elementos naturales para darle un toque cálido como la madera. Puedes ver nuestra sección de decoración Hygge para obtener algunas ideas.

4 Dale un toque personal

Si estás creando una casa hygge y la quieres hacer lo más confortable posible, tienes que darle tu toque personal. Aunque trabajes mucho, seguro que pasas bastante tiempo en casa. Por eso es importante que te sientas lo más a gusto posible.

Personaliza tu hogar con algunas fotos que te traigan buenos recuerdos, arte o algunos libros que te hayan marcado. Los objetos personales marcan la diferencia a la hora de sentir tu casa. Las plantas ayudan a dar un toque de naturaleza y aumentan el confort.

Una buena idea es personalizar tu casa con objetos antiguos que tengas algún significado para ti o te recuerden a algún antepasado. La guitarra de tu tío, el antiguo teléfono de tus abuelos, un tocadiscos,…

5 Crea diferentes puntos de luz

Las velas son protagonistas a la hora de crear la casa Hygge perfecta. En una casa Hygge las encontrarás en todas partes. Utilízalas no solamente en invierno. Coloca una vela en distintos lugares de tu habitación o salón para crear diferentes puntos de luz.

En lugar de ver la tele a oscuras o con luz eléctrica, la luz de las velas ayudan a la vista. ¡Y además es más barato!

El destello de las velas encendidas no solamente mejora la luz ambiental sino que es un ritual que te ayuda a centrarte en el presente. Es una gran manera de frenar un poco, relajarte y apreciar todo lo que tienes.

En los meses más cálidos también enciende velas en tu patio, balcón o terraza. Mira algunas ideas de velas.

En cuanto a las lámparas distribúyelas por las casa. Combina lámparas de pie, de mesa y de techo para crear diferentes ambientes para leer o cenar. Es importante que sean de luz cálida, es decir, menos de 2700 k. Puedes ver una selección de lámparas Hygge.

6 Recibe invitados

En Dinamarca las personas pasan mucho tiempo en casa. El motivo suele ser la climatología. Durante gran parte del año, las temperaturas son gélidas y las lluvias son frecuentes. Pero eso no significa que no les guste la vida social. Al contrario. La solución es invitar amigos y familia a cenar a casa, tomar café y tarta, jugar a juegos de mesa o ver películas.

En países latinoamericanos y mediterráneos, la vida se hace más en la calle. El buen tiempo invita a salir y las terrazas de los bares se llenan en cuanto aparece un rayo de sol.

Sin embargo, ambas soluciones tienen aspectos positivos. ¿Hace cuánto tiempo que no invitas a amigos a cenar en casa? Es la ocasión perfecta para charlar tranquilamente, conocerles mejor, y enseñarles tus avances en el Hygge.

Organiza una temática, por ejemplo, comida mexicana, griega o japonesa. Y haz que cada uno lleve algún plato representativo. Fomenta que todos participen en preparar la cena y la mesa. (algo muy Hygge). Incluso podéis repetirlo en casas diferentes cambiando de temática cada cierto tiempo. ¡Un planazo que mejora muchísimo las relaciones sociales!

Los móviles en silencio mejor. El número perfecto de participantes son 4 o 5 para conseguir una mejor conversación. Siempre que no habléís de política, claro.

¿Estás preparado para aplicar Hygge en tu hogar?

Decoración Hygge

Decoración Hygge

Ideas para conseguir el ambiente perfecto

En esta página vamos a darte algunas ideas sencillas para que puedas aplicar el estilo Hygge con elementos de decoración. El diseño de interiores está muy presente en los hogares nórdicos, y el Hygge ayuda a conseguir un hogar confortable.

En Hygge en casa te explicamos cómo aplicar esta filosofía en tu hogar.

La decoración hygge tiene un objetivo: conseguir una estancia confortable, acogedora y que invite a pasar tiempo de calidad. Y en eso, la decoración juega un papel importante. Quizá un solo objeto no haga mucho, pero si combinas los elementos decorativos con los colores de las paredes puedes lograr mejorar el confort de tu casa.

En la filosofía Hygge hay muchos elementos que son adecuados. Sin embargo tres son los que destacan: las velas, el café y las chimeneas. Las dos primeras son fáciles y económicas de implementar. La chimenea quizá no sea para todo el mundo por motivos de espacio. Pero vamos a ver maneras para conseguir ser ¡un hygger top!

7 mejores ideas para tener una decoración Hygge en 2020

1 Velas: el elemento más Hygge

Dinamarca es el país del mundo qué más velas utiliza. Las velas simbolizan la paz, la relajación y la tranquilidad. La luz de las velas crean ambientes de confort además de ser decorativas.

Sorprende a tu pareja con una cena, música de fondo y la iluminación de diferentes puntos de luz con velas en distintos puntos.

No solamente son útiles por la noche. Incluso de día, cuando tenemos luz natural, las velas ayudan a relajar el ambiente y a perfumar el salón o la habitación. Hay velas que tienen olores muy agradables a lavanda, a jazmín o con olores afrutados. Elige la que más te guste en función de cómo te sientes.

Como dicen en Dinamarca, “no puedes conseguir un estilo Hygge sin velas”.

Mira más velas aqui.

2 Cojines

Los cojines son importantes en la decoración de interiores. En la filosofía Hygge cumplen con la función de ser confortables y que se adaptan al entorno a la perfección.

Analiza cómo son tu cojines. ¿Cuántos tienes en tu sofá? ¿Y en tu cama? ¿Crees que ya han cumplido su función es hora de cambiarlos?

Sigues estos consejos para dar un toque Hygge. Puedes comprar cojines nuevos dar una nueva vida a los que ya tengas con unas fundas nuevas.

Cojines Hygge en tu salón

¿Cuántos cojines poner en el sofá? Depende del tamaño del sofá le irán bien 3 o 5. Los números impares funcionan mejor. Recuerda colocarlos con gracia para que queden bien. Intercalando los colores y, si son de diferentes tamaños, los más pequeñas siempre delante.

¿Cuál es el tamaño ideal? Lo más recomendable son los cojines cuadrados de 50 x 50 cm

Cojines Hygge en tu dormitorio

Para los cojines de la cama, intenta combinar 2 o 3 tamaños distintos. Lo colores deben combinar bien con el color de las paredes. Aquí hay más libertad para combinar diferentes estampados.

Mira más cojines aqui.

3 Lámparas

Las lámparas son importantes y cumplen una doble función: son un elemento decorativo y a la vez deben conseguir una iluminación adecuada.

Los daneses seleccionan las lámparas cuidadosamente. Las eligen por la luz suave y cálida que desprenden, por su diseño y estudian la colocación que vaya a tener en su casa.

¿Es posible que una simple lámpara te haga más feliz? Una sola lámpara quizá no, pero una lámpara que consiga iluminar tus espacios perfectamente, combinado con otros elementos, ayuda a obtener la iluminación perfecta que ayuda a sentirse bien.

Lámparas Hygge de diseño

Son muy valoradas las lámparas de alguno de los diseñadores daneses más importantes como Poul Henningsen, Verner Panton o Arne Jacobsen. Todas tienen en común el cuidado por la luz y obsesión por conseguir la temperatura perfecta.

Lámparas de Poul Henningsen

Poul Henningsen fue un arquitecto y diseñador danés que se dedicó a estudiar la importancia de la luz en el bienestar. Diseñó lámparas con formas desconocidas buscando reducir el deslumbramiento. Diseñó en exclusiva la serie de lámparas PH para la firma Louis Poulsen de luz suave y cálida. Los modelos más conocidos son el PH Alcachofa y la PH5.

En Dinamarca, muchos hogares tienen una lámpara de Poul Henningsen. Incluso los estudiantes de menos recursos económicos consideran que invertir en una lámpara de este diseñador les ayuda a ser más productivos y tener más bienestar.

Lámparas de Verner Panton

Verner Panton fue un arquitecto y diseñador danés. Se casó con la hijastra de Poul Henningsen, quien fue su mentor. Se dedicó principalmente al diseño de muebles.

Sus diseños son futuristas y de formas geométricas.

4 Madera

Los materiales naturales como la madera ayudan a crear un bonito contraste con otros elementos del diseño de interiores como cojines o el resto de mobiliario. La madera especialmente, consigue hacer que una estancia sea acogedora y nos acerca a la naturaleza.

La mejor forma en que podemos implementar la madera en la decoración es con el mobiliario. Es un elemento muy versátil y puede estar presente en mesas, sillas, estanterías,.. Además de elementos decorativos más pequeños.

Si estás pensando en hacer una reforma, una buena idea es poner un suelo de madera. Es quizá una de las maneras más eficaces para conseguir un ambiente acogedor. Los suelos de madera son cálidos y aportan todas las ventajas del estilo Hygge.

Mesas de comedor de madera

Una mesa de centro de madera le da personalidad a tu salón. Reúne a tu familia o amigos a cenar. La mesa de madera será un elemento importante para conseguir una velada Hygee.

Mesas de centro de madera

Mesas auxiliares de madera

Las mesas auxiliares de madera son ideales tanto para el salón como el dormitorio. Aportan un toque cálido y perfectas para colocar una lampara de mesa o unas velas.

Sillas Hygge de madera

Las sillas también son de gran importancia para la filosofía Hygge ya que deben representar comodidad además de integrarse a la perfección en el ambiente.

5 Mantas

Las texturas son fundamentales para lograr un ambiente Hygge. Texturas como el borrego o la felpa aportan calidez y aportan una sensación de seguridad y confort frente a las amenazas climatológicas del exterior.

Sobre todo en otoño e invierno, ten siempre a mano alguna manta con la que acurrucarte en el sofá.

6 Plantas

Las plantas y flores son imprescindibles en cualquier hogar, y más en una con estilo Hygge. Unas plantas bien seleccionadas y colocadas sobre mesas o cerca de las ventanas te permite contemplar su belleza, además de acercarte a la naturaleza aportando un toque de frescura y bienestar.